Historias que inspiran

Un poema para LUL

Hace 10 años existe una organización dedicada a la literatura, a la promoción del acto literario, a la vida recreativa entre mil mundos empapelados. Trabajo de hormiga, amor por la lectura y la concientización social, formamos puentes inmarcesibles, los cuales unen infinidad de vidas y con cada una de ellas vamos formando un legado, un camino imperfecto que nos permite darnos el lujo de buscar la excelencia. Personalmente, me salvó la vida y me devolvió muchos años que consideré perdidos y sembró sueños que pude vivir antes de imaginarlos. Para mí el voluntariado no es un sendero de rosas, acá se labura y se embarra, se ríe y se llora. Se aplaude hasta dejar ampolla. Pero por sobre todo para saber lo que es uno con su fragilidad, su finitud incierta y empatizar, compartir lo mejor y lo que queramos aprender junto con el otro… Nosotros vamos a la  par con el mundo  y nos damos el lujo de cambiar, manteniendo la esencia. Invito a quien desee, a pasar a nuestro hogar y ver lo que hicimos, lo que haremos. Vamos manifestando un poema universal con ideas auténticas y transformadoras. La revolución nunca fue de armas, sino de ideas. Gracias Daniela Rosito, jefa, amiga y colega en la educación. Gracias Leamos un libro por darme el agua para no morir, bajo la lupa de un mundo atroz que trataba de abrazar con todas mis fuerzas.

Tomás Rojas
Voluntario de LUL