Festejamos el Día del Libro

El sábado 25 de abril festejamos el Día Internacional del Libro con tres actividades en la misma tarde: Cuenteada, entrega de libros gratis, liberación de libros en la plaza. Ya nos esperaban las narradoras para la ocasión, Graciela Sarcone y Débora Pert. Voluntarias y narradoras nos dispusimos a ocupar un pequeño espacio de la plaza. Colocamos por primera vez nuestro banner, gracias al trabajo de una de las ilustradoras que colabora con nosotros, Carolina Cesario.
Preparamos el espacio para la narración de cuentos y los libros en los canastos, listos para ser regalados al cierre de la Cuenteada. Los chicos llegaron por todos lados. Abandonaron juegos y hasta los pochoclos y se quedaron atentos esperando que la función empiece. ¡Empiezan los cuentos! Los chicos muy atentos, seguían cada detalle de ellos, acompañaban las miradas y los movimientos de la narradora, se sumergían en las historias. Silencios, risas, emociones. Todo lo que nos puede ofrecer un cuento estaba allí presente, en ese pequeño espacio de la plaza. De repente, nos perdimos un poco entre la gente que se acercaba a ver y a escuchar.  Al término de los cuentos, en medio de mucha alegría, las narradoras se presentaron y Leamos un libro hizo un cierre.  Los invitamos a todos a chusmear un poco los libros que trajimos para regalar. La gente se abalanzó sobre las canastas llenas de libros. Luego, nos fuimos a recorrer la plaza, con los pocos que quedaban. Donde íbamos, la gente contenta recibía un libro. Algunos hasta se recomendaban libros entre ellos, a medida que iban recorriéndolos un poco. Chicos, adolescentes y adultos se llevaron a casa un libro (¡o varios!) para seguir este compromiso con la lectura que iniciamos nosotros con este gesto.  Como cierre, liberamos algunos en bancos de la plaza bajo el lema “Libro libre”. Hasta tuvimos la oportunidad de ver cómo se encontraban algunos con esos libros, cómo se los llevaron y hasta lo abrieron para leerlo un rato en la misma plaza. Gran día, sin duda.