El valor de la palabra

Por Daniela Rosito.

Se acerca el final de otro año que nos ha dado grandes satisfacciones. Uno de los logros de este 2016 es haber cumplido una meta más dentro del Programa Comunitario ofreciendo un espacio para la palabra, como me gusta decirle, en los hogares de abuelos. Tengo la suerte, como directora y voluntaria, de pasar por todas las actividades que LUL ha hecho durante años. Cada una tiene su sabor particular, sus gratificaciones, sus dificultades, sus logros. Este año, personalmente, me ha tocado vivir una de las mejores y es, precisamente, el compartir cada jueves en el Hogar San Germán con los abuelos algo de eso que soy y que viene conmigo: las letras. Al principio, el grupo de voluntarios que asiste a los hogares de abuelos no sabía con qué expectativas emprender esta tarea, pero más allá de la difícil tarea de dedicarnos a un grupo etario tan especial como este, la realidad ha superado cualquier expectativa. Aprendimos en este camino que estamos emprendiendo que la palabra sigue siendo lo más esencial y que ella, en contextos como estos, ha permitido que se recupere la imaginación tal como un niño, ha abierto un canal de comunicación importante entre las mismas personas que todos los días conviven bajo el mismo techo; ha logrado forjar una confianza, sin duda, especial para con nosotros; ha permitido que los problemas y las dolencias se dispersen para darle lugar a la poesía, a los juegos de letras, a las anécdotas divertidas, a las canciones, a los chistes, a las sonrisas. Es difícil expresar con palabras lo que llega al alma. Creemos que es mutuo o, al menos así, nos lo transmiten. La lectura a otros es importante porque es una forma de compartir, sobre todo cuando parece que tenemos cada vez menos tiempo de escuchar al otro. Hoy quisiera transmitirles a ustedes, lectores, lo que una mirada de un abuelo puede decirnos, o al menos, lo que esa mirada me dice cuando recito un poema, cuando les leo el texto que armaron entre todos, cuando les contamos sobre nuestra tarea o cuando simplemente aparecemos con nuestro saludo eufórico. Pero solo quedan hoy las palabras. Agradezco a cada voluntario la gran tarea que llevan a cabo, porque hemos logrado ser parte de esas vidas a través de la palabra y siendo lo que somos, con lo mejor que tenemos.
Les regalo, por último, un poema que escribí con cada aporte de los abuelos del Hogar Del Valle en Florida.

Suspiros de tu boca de fresa
Sueños que tienes al dormir
Sueños de ir hacia aquel lugar
del cual siempre vuelves.

Silencio penetrante,
como el que estremece
en la entrada de la Iglesia.
Olvidar aquellas horas de silencio,
como se olvidan las horas
frente al pupitre de la escuela.

Hermoso jardín el de ella
al que quiero entrar.
Bello jardín en el que quiero
permanecer contigo.

Cuenteada+Picnic infantil+Libro libre

Una tarde más en una plaza, pero esta vez en la Plaza Almafuerte de Villa Martelli. Una tarde diferente, solidaria, y en compañía de la juventud de Acción de la parroquia Nuestra Señora de la Guardia. Nos preparamos para una Cuenteada, en la que nuestro narrador invitado, Jorge Potenza, narraría para los chicos. Compartimos una merienda con los que se acercaron. Un picnic en el que también hubo libros y lectura. Como broche de este día, liberamos libros en la plaza con la ayuda y creatividad de los jóvenes de la parroquia.

II Encuentro LIJ: Homaneja a María Elena Walsh

Un día la Reina Batata salió a pasear por el Reino del Revés y se dio cuenta que pasaban cosas extrañas. De repente todo estaba al derecho, ¿qué pudo haber pasado? Hubo que ir a preguntarle a Manuelita si sabía cómo hacer para romper tal encantamiento. Después, al Mono Liso, que nos respondió bailando una canción. Pero ninguno sabía qué había pasado y cómo revertirlo.  Por último, hubo que ir a ver al Brujito de Gulubú. ¿Ya qué no saben? ¡Él tuvo que ver! Ya lo sabía la Reina Batata, él siempre está metiéndose en líos. Al brujito se le escapó un hechizo y no lo pudo agarrar. Pensó mucho la Reina Batat hasta que se dio cuenta que quienes podían ayudarla ¡eran los chicos! Todos cantamos la canción del jacarandá y aplaudimos tanto que el hechizo ¡se rompió!
Esta historia fue de nuestra autoría, escrita por Chiara Lauría, para hacer nuestro homenaje a los personajes y canciones de María Elena Walsh, en el marco del Encuentro de Literatura Infantil y Juvenil que organizó la Biblioteca Popular Sudestada bajo el lema “Floreciendo cuentos”. Agradecemos a Débora Pert por invitarnos a este encuentro en el Jardín Municial N°1 de Florida.

Cuenteada especial

Nuevamente en la plaza. Esta vez nos acompañó  Diego Ruggeri, conocido como El Arpa Errante, para contar cuentos y leyendas de tiempos antiguos para toda la familia. Una leyenda de Finlandia y un cuento sobre el dio escandinavo Odín fueron los protagonistas de esta tarde soleada en la plaza. Una tarde finalmente con el sol acompañándonos que terminó de la mejor manera: liberando libros por la plaza e informando a la gente sobre la Campaña de donación de libros.

Títeres en la escuela

Visitamos el Colegio Guido Spano de Palermo, en el marco de la feria del libro con Tierra de libros para jardín y 1° grado de primaria. Día de lluvia. Bajo los paragüas, con todo a cuestas, llegamos las voluntarias a titeretear un rato. Con todo listo y un público ansioso, la obra “La ratita blanca” se llevó a cabo en una tarde de lluvia y un salón repleto de chicos, padres y maestras. Al término, los chicos pudieron llevarse a casa títeres de papel decorados con sus propias manos y, por supuesto, un souvenir para la ocasión.

Capacitación en narración oral en El Living de Olivos

Un día lluvioso de julio realizamos nuestra Capacitación en Narración Oral. Nuestras narradoras voluntarias compartieron sus experiencias con la narración y sus actuales proyectos. Débora Pert nos presentó su libro recién salido del horno, “El hilo de Ariadna”, un hermoso proyecto de literatura infantil que se hizo realidad. Entre un buen té y cosas ricas, la charla derivó a varias anécdotas relacionadas a la narración y la importancia de ella. No faltaron los tips para todo aquél que quiera iniciarse en la narración oral para chicos y para adultos. Hubo tiempo de leer una consigna para practicar esos tips. Finalmente, cerramos esta tarde lluviosa con un hermoso cuento que narró Débora, “Cambiar el mundo” de Cucha de Águila.
El sábado 29 de agosto repetimos la capacitación y tendrá una segunda parte, práctica, para quienes asistieron a la primera y para aquellos que quieren sumarse en la próxima. Quien rompió el hielo fue Débora con la narración de un cuento. Cada participante se presentó y nos contó un poco de sus profesiones y el por qué fueron a esta capacitación y con qué expectativas. Una charla amena y continua entre las presentes, ese clima tan especial al que nos tiene acostumbrados El Living de Olivos de Silvina Rodríguez. Graciela nos dio los tips para empezar a narrar un cuento. Ambas narradoras contaron su experiencia y proyectos actuales. Se presentó bibliografía de cabecera para el tema de la narración y nos quedó pendiente la parte práctica con las consignas preparadas por las narradoras para el 3 de Octubre.

“Habla el lobo” en El Living de Olivos

En estas vacaciones de invierno presentamos en El Living de Olivos nuestra lectura musicalizada y dramatizada de “Habla el lobo” de Patricia Suárez. Una lectura divertida en la que el Lobo se defiende de las acusaciones de todos y cuenta lo que pasó realmente con Caperucita Roja. Al cierre, les propusimos a los chicos armar sus propias máscaras de los personajes para llevar a casa. ¡Qué variedad de máscaras!

Jornada de autores

Realizamos la nueva Jornada de autores en El Living de Olivos. En esta oportunidad, varios autores de novelas juveniles bajo un mismo eje: “Evolución y transformación en las relaciones de amor y amistad en situaciones de conflicto”. Una temática que atraviesan las obras de Gayle Forman, John Green, Suzanne Collins, Veronica Roth, Becca Fitzpatrick, Stephanie Meyer, Tessa Gratton, Alexandra Adornetto,entre otros. Optamos por la modalidad debate de distintas obras en las que este eje estaba presente, como por ejemplo en la obra de John Green. Yanina, coordinadora del evento, analizó este eje en la obra de Gayle Forman (”If I stay” y “Where she want”). Este nuevo eje nos permitió hablar sobre cómo son las relaciones que establecen los personajes en estas obras, cómo se ayudan, cómo se apoyan mutuamente y qué tan determinantes son estas relaciones en situaciones de conflicto externo e interno (enfermedad, muerte, aceptación, etc ). Un nuevo encuentro para charlar sobre libros y más. Al cierre, souvenirs sobre “Ciudades de papel” de John Green y “Si decido quedarme” de Gayle Forman.

Festejamos el Día del Libro

El sábado 25 de abril festejamos el Día Internacional del Libro con tres actividades en la misma tarde: Cuenteada, entrega de libros gratis, liberación de libros en la plaza. Ya nos esperaban las narradoras para la ocasión, Graciela Sarcone y Débora Pert. Voluntarias y narradoras nos dispusimos a ocupar un pequeño espacio de la plaza. Colocamos por primera vez nuestro banner, gracias al trabajo de una de las ilustradoras que colabora con nosotros, Carolina Cesario.
Preparamos el espacio para la narración de cuentos y los libros en los canastos, listos para ser regalados al cierre de la Cuenteada. Los chicos llegaron por todos lados. Abandonaron juegos y hasta los pochoclos y se quedaron atentos esperando que la función empiece. ¡Empiezan los cuentos! Los chicos muy atentos, seguían cada detalle de ellos, acompañaban las miradas y los movimientos de la narradora, se sumergían en las historias. Silencios, risas, emociones. Todo lo que nos puede ofrecer un cuento estaba allí presente, en ese pequeño espacio de la plaza. De repente, nos perdimos un poco entre la gente que se acercaba a ver y a escuchar.  Al término de los cuentos, en medio de mucha alegría, las narradoras se presentaron y Leamos un libro hizo un cierre.  Los invitamos a todos a chusmear un poco los libros que trajimos para regalar. La gente se abalanzó sobre las canastas llenas de libros. Luego, nos fuimos a recorrer la plaza, con los pocos que quedaban. Donde íbamos, la gente contenta recibía un libro. Algunos hasta se recomendaban libros entre ellos, a medida que iban recorriéndolos un poco. Chicos, adolescentes y adultos se llevaron a casa un libro (¡o varios!) para seguir este compromiso con la lectura que iniciamos nosotros con este gesto.  Como cierre, liberamos algunos en bancos de la plaza bajo el lema “Libro libre”. Hasta tuvimos la oportunidad de ver cómo se encontraban algunos con esos libros, cómo se los llevaron y hasta lo abrieron para leerlo un rato en la misma plaza. Gran día, sin duda.