Chiara Lauría – Voluntarios protagonistas

Los voluntarios de esta organización toman la palabra y nos cuentan un poco más sobre quiénes son, cómo piensan y cómo es su relación con la tarea de mediadores que tienen dentro de LUL.

Hoy vamos a cChiara Lauríaonocer a Chiara Lauría. Tiene 23 años, reside en Tigre y es voluntaria y coordinadora del programa recreativo de Leamos un Libro que se dedica a realizar y difundir propuestas infantiles en distintos espacios dentro del marco de vacaciones de verano e invierno. Además, en su vida cotidiana es estudiante, dicta talleres de escritura creativa y trabaja como correctora de estilo.



Chiara, ¿realizás actividades por fuera del voluntariado relacionadas al ámbito literario?
¡Todo! Escribo, coordino talleres de escritura creativa, leo en la mayor parte de mi tiempo libre, trabajo como correctora de estilo.

¿Tenés otras actividades o hobbies que no sean del ámbito literario?
Sí, canto, juego al tenis y disfruto mucho pasando tiempo al aire libre.

¿Por qué es importante para vos ser voluntaria?
Porque es la oportunidad de generar un diálogo con quienes me rodean, abrir mi mundo, conocer personas, vivencias y experiencias nuevas.

¿Qué importancia tiene para vos el compromiso con tareas de mediación lectora?
Tiene un lugar central en mi vida, creo que es importante acompañar a aquel que disfruta de la lectura y encuentra en ella un espacio de consuelo, empatía, expresión del mundo interno.

Contanos tus lecturas favoritas. ¿Algún libro te dejó sin palabras?
Matar a un Ruiseñor, El Principito, Alicia en el País de las Maravillas y a través del espejo, El Jardín Secreto, las novelas de Julio Verne y Jane Austen, las obras de Shakespeare, Harry Potter me acompañó durante toda mi infancia y adolescencia. Matar a un Ruiseñor de Harper Lee me dejó sin palabras, es mi libro favorito, me encanta la manera en la que refleja el pensamiento de una época y como una familia decide posicionarse desde otro lugar, la compasión.

Si pudieras registrar en una foto un momento o escena de lectura, ¿cuál sería esa imagen?
Leer junto al lago Nahuel Huapí sería una foto, otra sería leer en el medio del campo frente a una plantación de soja.

¿Creés que sea importancia compartir la palabra con otros, sea a través de la lectura como de la narración, lo lúdico, etc.? 
Creo que sí, porque es una manera de conectarse con el otro, con sus sueños, deseos, de darle lugar a la imaginación.

¿Por qué leer?
Porque es una manera de viajar y jugar. Empecé a leer y a escribir a los ocho años porque era una manera en la que podía inventar mis propias historias, como jugaba con muñecas jugaba con las palabras. La literatura me permite viajar a países y épocas lejanas y siempre me sorprendo… a pesar de la distancia y los años no somos tan distintas entre las personas.

¿Qué frase te describiría?
“Los libros la transportaban a otros mundos y le mostraban personajes extraordinarios que vivían unas vidas excitantes”, Matilda, Roald Dahl.